​​​​© 2018 by  MATER  ORPHANORUM

All rights reserved 

Congregaión de Oblatas de 

Mater Orphanorum

EL CARISMA DE LA OBRA MATER ORPHANORUM

 

 

MIHI FECISTIS

La explicación clara y autorizada del Estema, es otorgada por el Padre Fundador de la Obra, en las primeras páginas del libro de las Constituciones de la Congregación.

“El Estema lleva arriba, con las palabras “Mater Orphanorum”, el monograma de María, divina Madre de los huérfanos, coronada Reyna, y abajo la imagen de Jesucristo que lleva la cruz con la inscripción: MIHI FECISTIS, “Todo lo que hiciereis con uno de estos mis hermanos más pequeños a mí me lo hicisteis”. (Mt. 25, 40).

Mihi Fecistis, dos breves palabras para indicar un carisma inmenso, profundo y humilde.

La Religiosa Oblata, con espíritu totalmente mariano ha elegido seguir a Jesús que carga la cruz obrando apostólicamente, siempre y donde sea, por los huérfanos y por la juventud abandonada, por los ancianos y por todas las obras de caridad, según el ejemplo y carisma de San Jerónimo Emiliani.

LA ESPIRITUALIDAD DE LA OBRA MATER ORPHANORUM

 

El fin de la vida espiritual consiste en la unión más perfecta posible con Dios, en la tierra.

La Oblata tenderá de realizar esta unión en su vida dedicándose a la salvación de los huérfanos y de la juventud abandonada y a las obras caritativas, buscando de cumplir por ellas la voluntad de Dios. Para la Oblata la voluntad de Dios está “claramente señalada por las Constituciones”. Por tanto, se empeñará en observarlas con gran fidelidad.

 

Además, las Constituciones enumeran otros medios para lograr la renuncia al mundo y la unión con Dios: la devoción, el silencio, la modestia, la mortificación, la pobreza, la humildad la obediencia y el abandono en Dios, o sea, la confianza en la Divina Providencia. 

E insisto, lo que tiene que distinguir la espiritualidad específica de la Oblata, la imitación de las virtudes heroicas del Protector y Padre de los huérfanos San Jerónimo Emiliani, la liturgia, la meditación, la caridad hacia Dios y hacia el prójimo, la consagración en el espíritu monfortano de la santa esclavitud de amor a María Madre de los huérfanos y la imitación constante de Jesús crucificado.

La espiritualidad de la Oblata es la espiritualidad específica que el Padre Fundador ha transmitido. Tiene sus raíces en el espíritu y el alma de San Jerónimo Emiliani, Fundador de la Orden de los Padres Somascos, a la cual pertenecía Padre Giovanni Antonio Rocco c.r.s.

LA FUERZA MOTRIZ DE LA OBLATA

 

De las palabras de Jesús: “Mihi Fecistis”- quien acoge a uno de estos pequeños en mi Nombre, a mí me acoge, de la bendición que inspiró al Emiliani por primero y que a cada joven Oblata repite: “el pobre confía en ti, tú serás la ayuda del huérfano”. Del espíritu de piedad alimentado por las siguientes principales devociones:

 

  • EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS adorado en la Eucaristía perennemente, en espíritu de súplica, para obtener dones celestiales, de reparación por las ingratitudes y por las injusticias cometidas, de agradecimiento por todas las misericordias prodigadas a la Obra, desde el primer día de vida.

 

  • MARIA, ideal para imitar, María Reyna para servir, María Madre para amar, María bandera para ondear contra el mal que invade a la sociedad, María Medianera de toda gracia y benignísima Madre de los huérfanos. La devoción y la propaganda mariana representa una de las finalidades de la Obra en su expansión,, como profusión del amor tierno, de la confianza inmensa, de la fe inquebrantable en la omnipotente y divina María.

  • SAN JOSÉ, el Ecónomo de la MATER ORPHANORUM, El Proveedor de los bienes materiales, ejemplo de la Oblata trabajadora y rica de vida interior.

 

  • La devoción a los SANTOS ANGELES CUSTODIOS, en particular a SAN MIGUEL ARCANGEL, devoción tradicional y heredada por San Jerónimo, a través de la mejor generación, de sus hijos.

 

  • Además de las devociones de los Santos particulares, hacia aquellas Santas, como Santa Teresita del Niño Jesús y Santa María Goretti, que personifican el ideal femenino.

 

  • En la Obra es evidente la devoción al Papa. Está la romanicidad en el sentir que dilata las almas de nuestras hijas hacia la concepción más universal y verdadera de la Santa Iglesia.

ENLACE ESPIRITUAL-CARISMÁTICO CON SAN JERÓNIMO EMILIANI

La vida ejemplar de la caridad apasionada de San Jerónimo Emiliani, motivó el corazón sensibilísimo del Padre Giovanni Antonio Rocco.  El espíritu y el carisma se liberan en un gran amor Paterno y materno que Dios tiene y da a los huérfanos, a las viudas, a los pequeños, a los abandonados, a los marginados y a los pobres; Haciéndolo todo por todos, manifestando así el amor de padre y madre del mismo Dios y de María Santísima, la dulce Madre de los huérfanos.

Del Santo Padre San Jerónimo Emiliani, el Padre Fundador heredó el gran amor a la Virgen Santísima y a nuestro dulcísimo Salvador, para difundir a todo el mundo en nombre de este Dios que está cerca de nosotros, en la miseria humana y en la vida de cada hombre que abre su corazón a Él, ya sea rico o pobre, sea bueno o malo; porque para Dios todo ser humano, vale la muerte de su Divino Hijo: "Dulcísimo Jesús no seas mi juez, si no mi Salvador".

 

MIHI  FECISTIS

"Todo lo que hiciereis a uno de estos mis hermanos más pequeños a mí me lo hicisteis.”

(Mt. 25, 40)