​​​​© 2018 by  MATER  ORPHANORUM

All rights reserved 

Congregaión de Oblatas de 

Mater Orphanorum

EL PROCESO PARA SER OBLATA MATER ORPHANORUM

Después de un período de conocimiento y discernimiento vocacional, a través del contacto con las Oblatas de Votos Perpetuos, empieza un período dicho aspirantado. Sigue la primera etapa de formación: el postulantado, que puede durar de seis meses a un año.

La postulante es asistida en la formación humana y espiritual e introducida a la vida en la Congregación por medio del conocimiento del carisma y espiritualidad.

Así, se agrega al verdadero y propio noviciado que dura dos años.

Requiere de gran esfuerzo para la mejor formación espiritual, el estudio de las constituciones y el conocimiento de la vida religiosa.

Durante el primer año la joven no tendrá deberes apostólicos ni estudios académicos particulares.

En el segundo año podrá hacer experiencia de vida apostólica en algunas Comunidades.

Después de concluir el período de noviciado, la joven puede presentar la solicitud de Admisión a la Primera Profesión.

Los cinco años de Votos temporales, completan la formación humana, espiritual y apostólica, según el Carisma e índole de la Mater Orphanorum.

Al terminar el periodo de Juniorado, la joven puede emitir la Profesión Perpetua.

Después de la Profesión Perpetua, la Oblata debe continuar con su formación permanente, donde personal y comunitariamente va creciendo en sabiduría y gracia...

EL HÁBITO DE LA OBLATA

 

Toda Oblata se viste  con hábito sencillo, modesto, decoroso adaptable a los distintos ambientes, teniendo en cuenta la edad y el lugar en donde vive, del trabajo que desempeña, del apostolado que debe desempeñar. Se viste bien por:

 

■ respeto a la Iglesia que representa;

■ respeto a la Congregación que encarna;

■ respeto de su calidad de alma consagrada;

■ respeto del cuerpo que Dios le ha confiado (teniendo en cuenta el clima y la higiene);

■ respeto y caridad hacia todos aquellos que viven con nosotros y que encontraremos en el cumplimiento de nuestra misión.

La Oblata s. f. [del lat. oblata, neutro pl. del part. pass. oblatus ≪ofrenda, presentada≫] y una religiosa; y con qué sustancia de vida vivida: a una regla discreta y moderada se une a la santa adoración Eucarística. Verdadera Religiosa, pero: “sin ningún hábito particular” dijo Papa Pacelli a Padre Rocco, en ocasión de una audiencia romana.

Padre Rocco dijo: “ningún hábito indicará que eres religiosa, que eres Oblata… las niñas te preferirán así, igual a todas las mamás. Más, un hábito lo debes tener:

 

■ la modestia

■ la humildad

■ el trabajo

■ la oración constante

■ la espiritualidad Mariana del alma

LA CRUZ

 

“...La Cruz simbólica, que llevarán, ha sido bendecida, al ser colocada en la adorable

Reliquia de la Santa Cruz, depositada sobre el Corporal durante la Santa

Misa. Esa sea gracia de renovación, de conversión, de perseverancia. Sea un himno a la infinita Misericordia de la Santísima Trinidad, sea siempre en la tierra el signo de los Elegidos, sea sello de pureza, de desprendimiento, de inmolación del yo.

Cuando el amanecer de cada día se eleva, y, esta Cruz sea besada por ustedes, renueve el fervor para el nuevo día.

Que en cada caída por fragilidad humana, esta Cruz, les renueve la energía misteriosa y redentora, para saber empezar de nuevo.

Esta Cruz les dé fecundidad de trabajo, de obras, de hechos, de frutos así que, Cristo, nunca las maldiga como la higuera frondosa pero estéril.

Que esta Cruz aleje de ustedes el enemigo,  acerque a ustedes la Gracia, mucha

Gracia y sea prenda cierta de la incomparable felicidad del Cielo. Pero, no olviden que el lirio, símbolo de la Oblata auténtica, florece solo en los montes de la Fe, de la Esperanza y de la Caridad”.

Con María Santísima las bendigo siempre y sigo deseándoles la dulzura, la alegría, la paz de Jesús.

 

Vuestro Pobre P. Antonio Rocco C.R.S.

EL ANILLO

 

El anillo, con el monograma de la Congregación y su corona, en el interior el “MIHI FECISTIS” que le recuerda a la Oblata que se ha donado a Jesús, en la Congregación de las Oblatas de la MATER ORPHANORUM.

“Es mi deseo, no teniendo ustedes ningún signo externo, darles un anillo de oro bendecido. Este será el signo de su consagración a Dios, de su esclavitud de amor hacia  María, de su maternidad espiritual hacia los huérfanos y hacia la juventud abandonada de todo el mundo”.

Para información relacionada con el deseo de conocer la Obra con un interés Vocacional
Nombre de referencia:

Sor Adilia Martinez

Responsable de la
Formación en Guatemala

  maternoviciado@gmail.com  

Sor Cecy Martinez

cecyaracely21@gmail.com

Sor Brigitte Kalonji

b.ntumba@yahoo.fr

Para obtener información sobre la Obra en general, contactenos en la

Dirección General:

Sor Irma Trigueros

Secretaria General

segreteriamater@yahoo.it

MIHI  FECISTIS

"Todo lo que hiciereis a uno de estos mis hermanos más pequeños a mí me lo hicisteis.”

(Mt. 25, 40)