Congregación  Oblatas de 

Mater Orphanorum

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/12
8 de septiembre de 2022
77° Aniversario de la Congregación

 

En Guatemala C.A, en la celebración del día del nacimiento de María Santísima Niña y el 77 Aniversario de nuestra fundación, se celebraron tres importantes y gozosos eventos para nosotras Oblatas del Mater Orphanorum:

  • Dos oblatas hicieron su profesión perpetua: Hna. Marolidia Suceli Gutiérrez Reyes y Hna. María Tuy Saquic quienes se convierten en parte definitiva de nuestra familia religiosa; a ellas les decimos con mucho cariño "Gracias por su total Consagración" y "Bienvenidas"

 

  • Primera profesión de la novicia Ana María Petzey Tacaxoy, a ella que inicia su camino como consagrada, esperamos que la alegría de su “Sí” la acompañe en cada momento de su vida.

 

  • En Camerum (África) Tres jovenes iniciaron su proceso de formación con la admisión al postulandado

a las que deseamos toda gracia y perseverancia

Guatemala C.A

Guatemala C.A

Sor Marolidia e Sor Maria (profesion Perpetua)

Guatemala C.A

Guatemala C.A

La firma despues de pronunciar los primeros votos

Guatemala (C.A)

Guatemala (C.A)

Grupo de Oblatas de las comunidades di centro America

Guatemala (C.A)

Guatemala (C.A)

Sor Roxana responsable del noviziado, Sor Ana Maria y dos aspirantes

Guatemala (C.A)

Guatemala (C.A)

Sor Ana Maria con los familiares

Camerum (Africa)

Camerum (Africa)

postulantes y formadora

Camerum

Camerum

Grupo di formandas

¿Qué celebramos venerando a la Virgen con el título Madre de los huérfanos?

 

El cuidado materno que la Virgen tiene hacia los huérfanos, los pequeños, los necesitados, los ancianos y los pobres. Pidamos a la Virgen que nos dé: sus ojos para ver las necesidades de nuestros hermanos, su corazón para poder acoger a los necesitados que nos rodean, haciéndonos sensibles y no indiferentes; que nos de sus manos para hacer cosas buenas y útiles para atenuar los sufrimientos de los huérfanos de hoy. Todos somos huérfanos, todos tenemos necesidad de la protección materna de María, somos exiliados y huérfanos.  Viviendo bajo el amparo de la Madre de los huérfanos, significa conocer el don que el Señor nos ha dado a cada uno de nosotros: un gran don que nos lleva a encontrar el camino al cielo.

MIHI  FECISTIS

"Todo lo que hiciereis a uno de estos mis hermanos más pequeños a mí me lo hicisteis.”

(Mt. 25, 40)